A mis Hijos

 

 

 

Vivir es reconocer que el corazón no tiene edad,  es vibrar cada instante, ante la emoción de percibir la
creación de Dios que nos rodea  y  desarrollar ese  poder de abrazar con el alma.

Vivir,  es entender que cada minuto que transcurre  es  único…  y no regresa..   Que no existe otra frontera más de la que  nos creamos dentro, sin viajar.   “Solo  se vive el momento,  aquí  y  ahora”

Vivir,  es saber dar lo mejor de nosotros,  es oscilar en la bondad  y llevar a su máxima expresión nuestra capacidad de ser,  sonriendo más  por  dar,  que por recibir.

Vivir,  es aprender  cada día,  es gozar  los  momentos  bellos  y
desafiarse a sí mismo cuando choque ante nosotros las adversidades, sin sentirnos  perdidos.   Solo sumar vivencias porque de todas las batallas,  se gana.

Vivir,  es amar intensamente a través de una caricia,  es escuchar
en silencio los detalles del ser amado,  es perdonar una ofensa y  confiar  en que no se repita,  es sentir la
presencia de lo  invisible  y  escuchar a Dios,  es besar con amor, es  ver  lo bueno, lo malo, lo absurdo y lo tolerable en nosotros, antes de mirar a lo demás.

Vivir,  es contemplar  apaciblemente la alegría de un niño,  es respirar en armonía la ternura de un abuelo,  es  acompañar con gratitud  la vejez en su soledad,  es traducir al lenguaje humano, la mirada ignorante y dulce de un animal.  Es resumir la nobleza en sonrisas y la humildad en la proximidad de otros.

Vivir,  es comprender al amigo ante la miseria  y  tener la
capacidad  de abrazar sus miedos hasta llevarlo al  triunfo de sus alegrías, sin esperar nada a cambio.

Vivir,  es sentir que nuestro existir no es  inútil  ni vació.   Y que en la medida  que hallamos escogido  para caminar,  podamos  manifestar la grandeza de nuestra alma para amar, en cualquier parte del mundo que se este.

Vivir,  es latir  y  sentir,  es amar  y  deleitarse,  es observar  y  superar,  es callar y entender, es dar  y  aceptar,  es comprender  que nuestro tiempo es lo único que poseemos para realizar plenamente nuestro ser, siguiendo nuestra voz  interior.

vivir,  es saborear  a  diario que despertar cada día  es nacer,  que el secreto de la felicidad es la paz de amar y creer, que tu mejor amigo eres tu   y  que morir no es desaparecer entre lagrimas;  sino  cambiar  la tierra por miradas al cielo y su aire,  abriendo el más intimo sentido  del mas allá, en un instante con el mar..

arcoiris

Vivir,  es  y  fue  hermoso,  porque aunque  mi corazón algún día deje de latir,  mi alma comenzará  a brillar  y  me dará vida para estar entre ustedes, siempre.

 

JACQUELINE   YUNIS   PORTAL /  siempre  Jackie

Anuncios

Un pensamiento en “A mis Hijos

  1. Agradezco a Dios, “mis hijos”.
    Tengan siempre presente que el destino se construye con cada uno de vuestros actos..
    Y son las decisiones que se tomen las que determinan ese destino.
    Caminen sobre la Fe de lo que crean y sientan; no sobre el camino de lo que vean.
    Los amo a los tres.
    Hoy y siempre, Su mami Jackie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s