Archivo | junio 2012

La Paz se va de Viaje y dejo de ser Yo

 

Amor en mí alma,  que sale de su espacio haciendo profundas cavernas  y  atravesando  el corazón.

 Mi corazón multiplica  sus  latidos  y  en su  silencio  repite una a una  su  oración y en su anhelo de nombrarte dulcemente,  te visualiza.

El mundo se hace una bola y se encoge  dentro de mí. Las flores se ignoran y poco a poco les quito su color.  La realidad se viste de un  extraño  motivo que  en  cada minuto   obliga al día a perder  su encanto, porque no estás..

Ni el silencio  es  tan callado,  ni hoy soy yo.

 

Las ilusiones corren  con sus timbres de campanas,  llamando a los ángeles  para  suavizar las ganas de llorar  y  de no hacer más  grande el océano.

 

        El cielo se cubre de aves que nunca volaron pero hoy todas vuelan  y   no dejan ver más allá, como distrayendo  mis  palabras que se condensan como nubes para no preguntar:

¿Dónde está?  mi sueño dorado que volaba hoy.

Mi piel no huele a nada,  aunque toda  te espera  enamorada.  Quizás hoy nunca anochezca,  quizás hoy será un día para  no dormir  y buscar el infinito donde no termine nada y nada tenga final..  Donde mi almohada sea tu mirar y mi sabana tu cuerpo. 

Quién? sino yo, sabe lo que ocurre  en mi alma.

 

Mi corazón ordena a la tierra girar  y  devuelve mi alma mas  ilusionada a su espacio y se tropieza con el  sueño de mi silencio  y te alumbra  perdiendo el control de las emociones;  quemando los instantes  y las  agujas del reloj para verte llegar.

El brillo de mis ojos  me  delatan, el océano crece  y mi voz no quiere hablar, aunque mis suspiros  se confiesen entre ellos y escriban con hilos de oro y sonrisas de plata  la verdad que existe en mi cielo , el amor que brota en mi tierra, la esperanza que mi tiempo pinta  y  los deseos que  desborda  mi corazón, convirtiendo las estrellas en cristales  y  mis pensamientos en mensajes sagrados…

Mi paz debe regresar, aunque  no vuelva a ser  yo.


Jacqueline Yunis

 


Rosas Invisibles

 

No entiendo de sombras oscuras  ni de  pensamientos  sin vida;  pero si abro jardines en el desierto  y  agito el agua de un pequeño mar de sensaciones, sin puerto.

 

No entiendo de caídas mortales ni de levantarse  con  alas rotas;  pero si escucho los pétalos  que caen como gotas de lluvia, que cubren las montañas  perfumando los motivos más ilusionados, que traspasan barreras  y  no saben de lagrimas ni  de tiempos.

 

 

      No entiendo de imposibles  ni de huellas  en los recuerdos;  pero si de remolinos que mueven deseos  y  vuelan como polvo  en el aire  buscando  hechizos  en el  universo , que  erizan  la piel  y  suspiras mirando el cielo sin abrir los ojos,  respirando en silencio.

 

No entiendo de noches  frías  ni de un mundo invisible;  pero si siembro rosas que nadie  ve  y riego sueños que crecen en blanco y sin tierra, como formando un  nuevo cielo donde se cuelgan los corazón como estrellas y solo existe, ternura sin palabras.

 

No entiendo cómo se sueña despierta ni de donde nacen las locuras de soñar;  pero si  camino entre nubes y charcos de alegrías, que me hacen rejuvenecer  fantasías cada minuto,  para vivir  mas enamorada de donde  vengo  y  morir  mas orgullosa  a  donde  iré.

 

No entiendo de labios secos  ni  de caricias  mudas;  pero si bailo descalza  sobre  exquisitos  placeres  que  visten de azul el  día  , de oro  la noche  y  de rosa la  piel.

 

Jacqueline Yunis

Escribiendo desde mi Balcon

El hallazgo afortunado de un sueño despierta y de un raro misterio;  puede cambiar el destino de un alma!..

Cálida brisa de verano,  que te invita a volar libre  sin límites.  No sé si al cielo o al horizonte de los sueños, ésos que no se ven, que no se cuentan pero se dibujan entre nubes y llenan todo el espacio que existe en tu mente.

Un viaje que no evitas a tierra libre que ventea felicidad transparente, que confunde el alma con el silencio de la señora soledad y las alegrías con las sonrisas de frescos   recuerdos, que se fueron de la tierra.

Colina de emociones que aun desde  lejos,  se sienten cerca .

Temores vestidos de verde que levantan miradas, que parpadean solo para suspirar  y  mágicamente abren fuentes de agua clara, que solo nadan en  esperanzas.

   

     No sé si estoy consciente  o solo duermo mirando el bello cielo, al que amo.

No hay hora solo momentos,  soplo letras y uno símbolos  que ningún humano lee ni entiende.  Lo imposible se  alumbra y esa misma luz envuelve el día y va desenrollando  la hermosa oscuridad de la noche y alguien misterioso, logra ver mi luz.

Mi balcón se vuelve frio y en mi ventana suena, la  fuerte brisa.

El tiempo no tiene tiempo, el sueño no quiere dormir  y  las letras  que envié al firmamento , las llamo y no quieren regresan a mi mente,  prefieren quedarse en  el viaje  del vacío para pintar la felicidad que descubrieron  al volar  y  buscar el misterio sin revelarse aun, pero que supo entender  desde lo lejos,  mi  mensaje ..

Jacqueline Yunis

Poema en un Equipaje

 

Versos que pintan luceros  muy lejanos  y  recogen  dos corazones en el tiempo, sumisos, vencidos  ante  un equipaje  sin llave pero con bellas almas;  delirio  que arrebata espacios  que  se esconden   guardando   miedos,  vistiendo placeres  y desnudando uno sola oportunidad, que se esfuma en el viento.

 

Sol que nubla el mar por un instante  y  seca su espuma para romper distancias  y  caminar sobre él,  como peces hasta el final del horizonte para entrar en  mi sueño.

 

Canciones que relumbran todas las ganas de amar  y  corres con el corazón en la boca entre ilusiones de niña, para besar un rincón de tu infancia,  que hoy humedece de un  rico sabor  mi  piel.

 

Tiernas frases que intentan saltar  y ser parte del aire buscando su tiempo, aunque la tarde se acueste  y  los murmullos ya no se escuchen como ayer  y  se te vaya la vida .

 

Se busca  la mirada que abre la razón , que  enciende  el  sol  llegando al éxtasis donde se pierde la conciencia  y  se olvida el mundo,   pero no el motivo de amar ni las  locuras  que guardan   recuerdos  de  un  bello  tiempo.

 

Se duerme la verdad  del día  y  llueve  la melancolía  de  leer todos los poemas que existen dentro de ese equipaje que atesoras  sin  mí;

¿De que color es tu sentimiento?, que no encuentro tu sueño . 

La fuerza de pensar se transforma  y  alcanzo las alas de la esperanza, que se sumerge por mis venas para darme energía  y  oxigenar mis impulsos, alimentando mi corazón del secreto de tu alma que abraza escondida de ti,  …………..la mía. 

Jacqueline Yunis

Cuando todo Cuesta, se logra

 

 

La vida no está en el espacio  donde tu estés,  sino lo que tengas  y  lleves  dentro de ti.

Cuando las gotas se vuelven vino para vivir sin preguntas, embriagando los sueños y guardando los vividos.

Cuando los pensamientos juegan libres con las dudas como pelotas,  explotando nervios y sentimientos. Sin entender de donde viene la luz del sol  ni cuál será su mejor sombra y sin quemarnos, se nos va el tiempo.

La vida se vuelve un libro de pasos lentos,  que empiezas a vivir una y otra vez, durmiendo entre alas, pintando piedras, vistiendo de nubes  y saboreando el aire que nace  en cada  sonrisa, sin ser feliz.  

“Y te decides volar”

Estrellas  aunque diminutas  que opacan  los   minutos  de lo vivido.  Pequeños detalles que agigantan el aire de lo sufrido, para seguir que se yo, por cualquier camino..

 

Amaestras de nuevo tu música  con lindos acordes  y   cambias desde tu interior, la melodía de tu destino;  buscando   el país donde salga el sol sin importar la hora ni la estación  y   donde  el cielo y  la tierra no sean enemigos..

Unes las barcas de los  sueños vivos,  aunque tus  rosas   se marchitaron en su camino.

Si bien los aprietos de la vida no existen para hacernos renunciar, sino para hacernos más fuertes  y  firme;  también es cierto,  que los miedos  cambian el rumbo  y nos fabrican   bibliotecas  de  incertidumbres , con espejos rotos  y  tiempo perdido..

¿De qué vale cambiar?

Jacqueline Yunis